No solo verde: conoce los otros dos tipos de hidrógeno que se producen en el mundo

Hace unos meses irrumpió en el planeta la idea de que el hidrógeno verde sería la energía del futuro: no contamina, se produce gracias a otras energías renovables y ayuda al medioambiente. Pero también existen otros tipos de hidrógeno que no son tan amigables como el verde.

Que el mundo será trabajado solo con hidrógeno verde, que será muy barato, que Chile es uno de los países donde más se puede desarrollar. Muchas son las premisas que se han tornado en cuanto al hidrógeno verde, el combustible del futuro, pero poco se conoce de todo lo que lo rodea.

La BBC realizó una nota en relación a la importancia que tiene y tendrá el H-Verde, pero también corrió el velo respecto a otros hidrógenos que andan dando vuelta alrededor del mundo.

«Quizás no nos damos cuenta, pero estamos ya en ese futuro en el que el hidrógeno ya está dando sus pasos», cuenta el doctor Alejandro Karelovic, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción al medio británico.

Verde, ¿amarillo y rojo?

En el mundo de las ciencias y las energías renovables los colores no son a la suerte. Todo tiene su explicación y su fácil representación para el resto del planeta.

El verde está asociado a lo renovable, pero el hidrógeno tiene otros colores guardados que están en funcionamiento. Es el caso del azul y negro.

El más común, según la BBC, es el hidrógeno azul, el cual se extrae a partir de yacimientos de gas natural.

Cuando se libera produce dióxido de carbono (CO2), pero si esto se logra evitar, no contribuye al calentamiento global. Lo malo es que realizar esto eleva mucho los costos de producción, por lo cual utilizar materiales fósiles para producir este proceso es de lo más común. El doctor Karelovic concluye que «es el mejor disponible en el momento».

Cuando ni siquiera se evita la producción de CO2 para adquirir este abundante elemento de la Tierra, se le conoce como hidrógeno negro. Esto debido a que priman en su producción materiales como el carbón y el petróleo.

«Ahora mismo se produce mucho hidrógeno, pues se usa en muchas materias primas, entre ellas los fertilizantes. La mayor parte, actualmente, viene de hidrógeno negro», argumenta Karelovic al medio internacional.

Sin embargo, también es tajante para trazar el futuro: «a lo que tenemos que ir como humanidad es al hidrógeno verde. Es la única manera de salvarnos del cambio climático y de los problemas que se avecinan»