El fin de una era: Enel confirma cierre de termoeléctrica en Coronel

La empresa de distribución eléctrica más grande de Chile confirmó que Bocamina II verá su fin mucho antes de lo anticipado.

Buenas noticias, en todo sentido, fue el hecho que dio a conocer Enel Chile la semana pasada. En Coronel, Región del Biobío, una de las centrales termoeléctricas más emblemáticas del país y la zona verá su fin de forma más anticipada de lo prometido.

Esto porque Enel había confirmado, tiempo atrás, que las empresas Bocamina I y Bocamina II verían su fin durante la primera mitad del siglo XXI: la primera para el 2023 y la segunda para 2040.

Sin embargo, contra todo pronóstico Enel anunció que Bocamina II vería su fin este mismo año, a finales. Esta solicitud, realizada por la distribuidora eléctrica, fue aceptada por la Comisión Nacional de Energía (CNE) y tiene como plazo máximo cerrar el 31 de mayo de 2022.

https://twitter.com/MinEnergia/status/1286454787966369792

¿Y los trabajadores?

Pese a que un cierre de empresa u organizaciones siempre conlleva despidos y pérdidas de trabajo para cientos de personas, Enel aseveró que estos serían reubicados dentro de la misma empresa.

Además, Michele Siciliano, gerente general de Enel Generación, argumentó que “al mismo tiempo, se llevará adelante un proceso de análisis para determinar el potencial de reconversión energética de las instalaciones o buscar el mejor destino para el terreno, teniendo como objetivo el desarrollo de ese territorio”.

Bajo la misma lógica, el Ministro de Energía chileno, Juan Carlos Jobet, explicó que «seguiremos buscando espacios que permitan avanzar más rápido hacia una matriz más renovable, más económica y más amigable con las comunidades».