2025, la mitad fuera: Gobierno se compromete a retirar el 50% de las centrales a carbón en cuatro años más

Mediante el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, Chile anuncia el fin de la mitad de las centrales contaminantes vía carbón en el país. Esto representa un golpe duro para el sector termoeléctrico y un avance irremediable de las fuentes energéticas limpias y renovables.

Chile continúa su curso hacia un país protagonista en cuanto a producción energética eficiente, pero principalmente limpia y renovable.

Si ya se ha anunciado con bombos y platillos que el país sudamericano será uno de los líderes de producción del combustible del futuro – hidrógeno verde-, ahora está centrando todos sus esfuerzos en sacar y prohibir todas aquellas producciones contaminantes de la pequeña, mediana y gran industria nacional.

Bajo ese contexto, durante los últimos días se anunció un hecho realmente importante y que tendrá varios puntos a desarrollar: el fin del 50% de las centrales que funcionan a carbón para 2025. Es decir, en cuatro año más, las centrales contaminantes verán reducidas, drásticamente, sus operaciones en el país.

El anunció fue realizado por el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, quien, de paso, manifestó la importancia que tiene esta circunstancia para las energías limpias. «Para el 2025 habremos retirado el 50% de las centrales a carbón. De esta manera, seguimos consolidando la era de las energías limpias y dejando atrás la era del carbón», afirmó en redes sociales Jobet.

Sin embargo, la industria no se vería mermada en cuanto a la producción energética pues son otras las energías y centrales que pasarían a liderar y reemplazar a las que en los próximos años dirán adiós. En específico, las energías tales como fotovoltaica, eólica y el mismo hidrógeno verde serán las líderes y las que marquen la pauta económica, se espera, en el futuro chileno.